¿o usted que opina?

de verdad... ¿ya basta?

Por: Guillermo García Manzano